Cervicobraquialgia: La “lesión de cuello” amiga del estrés

Esta molestia representa la cuarta causa de discapacidad y es provocada principalmente por el exceso de trabajo, accidentes graves y malas posturas.

Comenzando marzo como uno de los meses más intensos del año, sumado a la vida ajetreada de acuerdo al estilo de vida que llevemos o el estrés que podemos cumular durante el año. Para la cervicobraquialgia uno de los lugares favoritos para manifiesta sus síntomas de molestia es por lo general a nivel de la columna cervical, que incluso puede desencadenar a un dolor desde la zona del cuello hasta las manos.

Aunque su nombre te parezca extraño, esta lesión es muy común en nuestra sociedad actual; de hecho, ésta representa la cuarta causa de discapacidad con una tasa prevalencia anual de 18-23 por 1.000 pacientes/año.

¿Cuáles son los síntomas?

Sintomas Cervicobraquialgia

Usualmente esta lesión se presenta con molestias en la zona del cuello (cervical) y se irradia hacia los brazos e incluso hasta las manos. Es un dolor quemante acompañado con una pérdida de sensibilidad, fuerza, reflejos y hasta capacidad motriz en tus brazos, ya que los nervios y vértebras cervicales están comprimidos causando molestias al mover dicha zona. A su vez, también hay otros factores que te pueden servir para saber si sufres de este traumatismo:

  • Dolor de cabeza.
  • Calambres.
  • Ardor en la zona cervical.
  • Limitación de movimiento.
  • Cosquilleo en la zona del cuello, hombro, antebrazo y mano.

Con respecto a este tema, nuestra Kinesióloga del centro médico CIMEK, Valeria Aránguiz, ahonda en los síntomas y origen de esta lesión. “Es un dolor en la extremidad superior asociado con dolor de columna cervical, que se produce por la irritación o inflamación de una raíz cervical entre las primeras 7 vértebras, y ésta puede ser secundaria a una hernia discal cervical, espondilouncoartrosis cervical, estenosis de la forámina, que es por donde sale la raíz, o por alguna otra causa”.

De hecho, Valeria enfatiza que la cervicobraquialgia de tipo mecánico es la que con mayor frecuencia acude a nuestras consultas. “Se manifiesta con dolor que mejora con el reposo y empeora con el aumento de la actividad, con horario diurno, sensación de tensión o contractura en la zona, de presentación brusca y asociada a la raíz afectada. Además, se acompaña de parestesia, “hormigueo” y en ocasiones, de alteraciones motoras de la raíz correspondiente a hombro, brazo, antebrazo, mano e incluso región torácica”.

¿Cuáles son las causas?

El disco intervertebral es una especie de almohadilla, ubicada entre cada vértebra de tu cuello. Parte de su composición es una sustancia gelatinosa, llamada núcleo pulposo, que suministra amortiguación a nuestra columna, el cual está rodeado por un anillo cartilaginoso que lo mantiene intacto, cuando se aplican fuerzas durante las actividades diarias como caminar; si se rompe deja salir parte de esta sustancia que comprime y estrangula tus nervios, causando finalmente el dolor.

Si bien el estrés, la propia estructura ósea y la tensión muscular son importantes causas de la cervicobraquialgia, también hay otras que te dejamos a continuación:

  • Traumatismo y accidentes graves como una caída de bicicleta o un choque de auto. Además, jugar deportes como rugby o fútbol americano, pueden provocar este tipo de lesiones.
  • Malas posturas en el trabajo. Sin embargo, si estás calmado y no hay tensión, tu cuerpo puede resistirlas.
  • Trastornos degenerativos de la columna.
  • Tumores.
  • Problemas psicológicos.

¿Puedo prevenir esta lesión y tratarla?

Tratamiento de cervicobraquialgia

En su mayoría las lesiones son difíciles de prevenir, sin embargo, mantener una vida saludable, más relajada, con actividad física y evitar el exceso de trabajo, podrían ser de mucha ayuda.

A su vez, si vas a practicar deportes como el rugby o algunos extremos, debes tener todas las precauciones necesarias. Por ello, en el caso que sufras cervicobraquialgia lo más recomendable es ir a un kinesiólogo y recibir indicaciones dependiendo de la gravedad. Acá te dejamos algunas:

  • Usar el collar cervical las primeras dos semanas o hasta que los síntomas disminuyan.
  • Mejorar tus posturas y estilo de vida.
  • Alivia tu dolor utilizando en los primeros 5 a 7 días hielo en la zona, un máximo de 15 min. Además, se continúa con calor superficial, fisioterapia y ejercicios para dicha musculatura.
  • Haz sesiones de kinesiología y gimnasia correctiva.
  • Mejora las técnicas ergonómicas para el trabajo y el hogar.

CIMEK te recomienda vivir la vida más alegre con menos estrés y disfrutarla con responsabilidad, ya que nuestro objetivo es mantener la salud de todos.
Encuéntranos en Astorga #56, en pleno centro de Rancagua.