Enfermedades Cardiovasculares en Chile

Consejos CIMEK para prevenir enferemedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son una importante causa de morbilidad en Chile y el mundo. En Chile la principal causa de muerte son las enfermedades del sistema circulatorio, representando el 26,3% de todas las defunciones en hombres y al 29,0% en mujeres durante el año 2014 (1).

Se espera un aumento progresivo y sostenido de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en el mundo en los próximos años, siendo la Hipertensión el principal factor de riesgo para enfermedad y muerte prematura, en el mundo. La Hipertensión está asociada a múltiples patologías cardiovasculares que impactan la calidad de vida y la sobrevida.

Según datos de la encuesta nacional de Salud, en Chile el 26,9% de la población mayor de 15 años tiene un tamizaje positivo (toma de presión estandarizada) para hipertensión. La prevalencia de un tamizaje positivo aumenta progresivamente con la edad llegando al 74.6% en los mayores de 65 años.

En la población de la encuesta nacional de salud, el 65% de los pacientes que presentaban una presión elevada sabía que eran hipertensos. Pero solo el 37.2% estaba en tratamiento y el 16.5% estaba bien controlado.

De todos los pacientes en tratamiento farmacológico solo un 45,3% estaban en rango de presión bien controlada.

Por este motivo es de capital importancia el buen diagnóstico y tratamiento de la presión arterial. Según guías norteamericanas, la búsqueda de Hipertensión es recomendable en todos los mayores de 18 años con la toma de presión arterial, lo cual se logra con una toma de presión estandarizada.

Guías internacionales, como la guía británica, recomiendan el monitoreo ambulatorio de presión arterial (MAPA) para confirmar el diagnóstico de Hipertensión. Existe evidencia sustancial que MAPA es superior a la presión tomada en la consulta o domicilio para el diagnóstico de Hipertensión, siendo superior a la medición clínica para predecir eventos cardiovasculares y mortalidad cardiovascular.

Como conclusión podemos decir que las enfermedades cardiovasculares son de capital importancia y el buen diagnóstico de la hipertensión es un pilar fundamental para prevenir complicaciones derivadas de esta. El monitoreo ambulatorio (Holter de presión arterial) es actualmente el mejor método para confirmar la hipertensión y el único método que permite confirmar o descartar la hipertensión de delantal blanco e hipertensión enmascarada.