Virus Sincicial e Influenza son las principales enfermedades respiratorias en invierno

Ambos virus tiene su pick en Julio y afectan principalmente a niños y adultos mayores.

virus sincial

Aterriza julio y las enfermedades respiratorias comienzan a ser protagonistas en las casas de todos los chilenos afectando principalmente a los niños con el Virus Sincicial y a los adultos mayores con la Influenza. Por ello, en este artículo les entregaremos las formas de identificarlos y tratarlos.

El Virus Respiratorio Sincicial afecta prácticamente al 100% de los bebés menores de dos años y es una de las principales causas de enfermedades respiratorias en los niños. Por su mínimo desarrollo de su sistema inmunológico esta puede presentarse desde un simple resfrío a una infección grave en los pulmones.

¿Cómo se contagia?

Es de muy fácil transmisión, ya que se contagia con el solo contacto con una persona. El virus se esparce en aire cuando alguien habla, estornuda y tose o se queda en algún objeto contaminado (puede estar hasta 6 horas).

¿Cuáles son sus síntomas?

Después de 4 a 5 días en contacto con el virus comienza una congestión nasal y mucosidad transparente, algo de tos y en contadas ocasiones con fiebre. Esta llega a su pick en el quinto día y luego comienza a disminuir en forma gradual con tos y silbidos en el pecho, que toma alrededor de cuatro semanas en desaparecer.

No obstante, si estos aparecen en menores de un año o lactantes de 6 meses, el riesgo de una complicación aumenta. En este caso, podría haber más tos, problemas para alimentarse, respiración rápida con hundimiento en las costillas o presentar un color azuloso en la piel. Si hay alguna de estas señales se debe ir al médico.

¿Cómo lo puedo prevenir?

Invierno es una de las épocas propicias para el contagio, sin embargo, esta se puede prevenir aplicando ciertas rutinas:

  • Lavarse las manos con jabón antes de tomar al bebé.
  • Evitar contacto con gente y niños enfermos
  • No estar en contacto con humo de cigarro, calefacción con parafina o leña y ventilar los espacios cerrados.
  • Estimular la lactancia materna en el caso de recién nacidos.

¿Cómo tratarlo y su grupo más riesgoso?

Cabe destacar, que el 2% de los lactantes con este virus terminan hospitalizados, ya que no se pueden combatir con antibióticos. Sin embargo, las infecciones leves desaparecen sin tratamiento dentro de unas cuatro a cinco semanas.

En este caso, el tratamiento se realiza en la casa y consiste en mantener una alimentación adecuada, aseo nasal, buena hidratación y el uso de medicamentos para bajar la fiebre a dosis recomendadas por un doctor.

Donde hay que estar más alerta es en los bebés prematuros, con cardiopatías congénitas, daño pulmonar crónico, inmunodeficiencias, fibrosis quística, enfermedades neurológicas y anomalías congénitas importantes. Si este grupo llega a tener este virus probablemente tendrá que ser hospitalizado, donde se le administrará oxígeno, aire humidificado, aspiración de las secreciones nasales, líquidos intravenosos y si es necesario, conectarlo a un respirador (ventilador) artificial.

La Influenza es la clásica gripe con síntomas de mayor intensidad y gravedad que un resfrío normal y que si no se llega a cuidar pueden haber negativas consecuencias como la muerte. Como el Virus Sincicial, es una de las principales infecciones respiratorias en invierno, que afectan a niños, adultos, pero de forma más peligrosa a los adultos mayores.

¿Cómo se contagia?

Es a través del contacto directo con las personas y gotitas que exhalamos al hablar, toser o estornudar. Esta época es perfecta para que las personas estén más cercas en lugares cerrados y puedan transmitirse la enfermedad, que también está en manos u objetos contaminados.

¿Cuáles son sus síntomas?

Este virus afecta al sistema respiratorio y aparecer súbitamente sin previo aviso con fiebre alta, tos, dolor de garganta y cabeza, congestión nasal, malestares corporales, escalofríos, fatiga e incluso diarrea y vómito. Esta puede durar entre 5 y 7 días, pero si se llegara extender es recomendable visita a tu médico.

¿Cómo lo puedo prevenir?

El Ministerio de Salud (MINSAL) provee cada año una vacuna, que está enfocado para los grupos que tienen mayor riesgo como los adultos mayores, embarazadas, lactantes y portadores de enfermedades crónicas. No obstante, si usted no es de ese conjunto, puede prevenirla manteniendo una buena higiene y lavándose frecuente las manos con jabón o taparse la boca con un pañuelo al estornudar o toser.

Además, mantener una buena nutrición y vida sana ayuda en demasía a evitar la Influenza, por ello, se recomienda comer alimentos altos en vitamina C, antioxidante y fibra. Si hablamos de frutas, la naranja, el kiwi, la mora y la piña te reforzarán la temporada, mientras que en el grupo de las verduras se recomienda consumir, espinaca, coliflor, brócoli, pimento verde, tomate y cebolla.

Tratamiento y grupo más riesgoso

En general para combatir la Influenza está el consumo de mucho líquido acompañado de un reposo sin visitas (para no contagiar) y medicamentos para bajar la fiebre. Como también, ayuda mucho el consumo de té de jengibre o manzanilla con una rodaja de limón. Si esta presentara un cuadro más complicado se podría recurrir a los antibióticos recomendados por un médico.

El Virus Sincicial y la Influeza son las principales infecciones respiratorias en esta época del año y según el Ministerio de Salud tendrán su pick en este mes de julio. Por ello, para que tengas un invierno tranquilo, protege a tu familia visitando a tu médico de cabecera y llevando a los niños con el pediatra.

Siempre por el bienestar de la población, "Centro médico CIMEK, desde 1988 con la salud de todos".