SALUD EN CUARENTENA

La situación actual que se está viviendo debido del brote a nivel mundial del coronavirus, ha generado un impacto negativo en nuestra vida diaria y en consecuencia en nuestra salud mental. El temor y la ansiedad pueden ser agobiantes y generar emociones fuertes. El cambio de la rutina, la presión económica, el aislamiento social, el exceso de información y la incertidumbre de lo que vendrá en un futuro, pueden generar que se caiga en un cuadro de estrés, ansiedad y hasta depresión debido al miedo de sentirse sin control y no tener claro que hacer en la situación.


salud mental y nutrición

Si bien el estrés es una reacción psicológica y física normal a las exigencias de la vida, esta cuando afecta nuestra salud mental y estados de ánimo puede generar temor y preocupación en nuestros seres queridos. Cambios en los patrones de alimentación, dificultades para dormir y concentrarse, descontrol en la tensión arterial, o el azúcar en la sangre, o estar más propenso a un mayor consumo de alcohol, y tabaco. Pueden generar un empeoramiento de otros problemas relacionados con la salud. Por lo mismo es importante tener medidas de autocuidado tanto físicas como mentalmente, ayudando así a retomar el control de tu vida y cuidando tu cuerpo y mente.

En el contexto actual de Covid-19, y respecto a los pacientes crónicos con alguna enfermedad mental, es necesario no interrumpir la atención médica, garantizar la continuidad de tratamiento profesional y mantener la medicación preceptiva. En el caso de empeoramiento del paciente es buena opción aprovechar la telemedicina para conectarse con un profesional o simplemente hacer una teleconsulta para tranquilizar la persona sufrida con un profesional de la salud mental. En general se recomienda tener en cuenta estos tres consejos básicos como manejar la situación en los tiempos de Covid-19 para los pacientes con depresión u otras enfermedades mentales


Alimentación en tiempos de Covid-19

salud mental y nutrición

Si de nutrición se trata, hay que tener en cuenta que una mala alimentación puede afectar de forma importante el sistema inmunológico. Las personas con alimentación baja de vitaminas están expuestas a mayor posibilidad de que se enfermen. Y en tiempo de pandemia y confinamiento, es necesario más que nunca respetar las recomendaciones de la alimentación sana como; hidratarse bien, comer 5 unidades de frutas y/o verduras por el día, preferir comer legumbres y productos integrales, comer productos de origen animal de forma moderada, consumir grasas buenas como aceite de oliva, semillas y frutos secos, y sobre todo evitando el consumo de comida chatarra y alimentos con azúcar refinada.

Para la nutricionista Javiera Muñoz de centro médico CIMEK “Es común en estos tiempos que los pacientes puedan presentar desordenes en su alimentación producto de las emociones que genera el confinamiento, la preocupación, incertidumbre, estrés, y principalmente la ansiedad, entre otros. Los estados emocionales y de ánimo pueden influir en la conducta alimentaria, generando una sobrealimentación que puede ser inducida por la ansiedad y la exposición crónica al estrés, esta sobrealimentación se caracteriza por un alto consumo de alimentos altos en azúcares y grasas, que van a desencadenar un aumento del peso, aumentando el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas".

Por lo mismo la especialista en obesidad y nutrición vegetariana y vegana, nos aconseja llevar una alimentación equilibrada, ya que ciertas características en la dieta pueden evitar el sobreconsumo de alimentos, logrando disminuir las sensaciones de hambre y otorgando mayor saciedad. "Para esto es importante un adecuado aporte de fibra, proveniente de alimentos integrales, frutas, verduras y semillas. Un adecuado consumo de proteínas provenientes de carnes blancas, legumbres, huevo y lácteos. Beber suficiente agua durante el día y evitar los periodos largos de ayuno, para esto es importante establecer horarios de alimentación y evitar el consumo de alimentos entre comidas", nos recomienda la nutricionista de centro médico CIMEK Javiera Muñoz, que atiende también por telemedicina

Es importante recurrir a un profesional nutricionista cuando:

  • Quieres controlar tu peso.
  • Estás haciendo ejercicio regularmente.
  • Tienes enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión arterial, colesterol o triglicéridos elevados, hipotiroidismo etc.)
  • Necesitas una dieta especial (Vegetariana, vegana, libre de gluten)
  • Quieres mejorar tus hábitos de alimentación para tener un adecuado aporte de nutrientes.

La importancia de acudir a un profesional, radica en que cada persona tiene necesidades nutricionales específicas que hay que cubrir, estas pueden modificarse en diversas situaciones, como las mencionados anteriormente, y requerir, por ejemplo, un aumento en el consumo de proteínas, una disminución en el aporte calórico total, controlar el consumo de carbohidratos, excluir un nutriente de la dieta, cubrir deficiencias de nutrientes, etc. Todo esto lo podemos lograr en la consulta nutricional para lograr, mantener y/o mejorar nuestra salud.


Centro médico Cimek comprometidos con la salud de nuestra comunidad