SALUD MENTAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Las medidas sanitarias que hemos tenido que afronta para reducir la propagación del COVID-19, como el distanciamiento social, las nuevas rutinas, las preocupaciones, y el cuidado de los adultos mayores en aislamiento, puede generar como consecuencia que experimentemos que perdemos el control, y que no tengamos claro qué hacer. Cuidar de los demás, es tan importante como cuidar la propia salud mental.

La pandemia ocasionada por el coronavirus (COVID-19) sin duda ha generado mucho estrés en las personas y en la población. El temor y la ansiedad frente a esta nueva enfermedad, lo poco que aún conocemos de ella en términos de investigación científica, sumado a la incertidumbre de lo que pueda a suceder en un futuro cercano, genera no sólo emociones fuertes en adultos y niños, sino también una perplejidad incómoda que nos puede limitar actuar.


salud mental en tiempos de pandemia

Si bien es cierto que hemos tenido que afrontar medidas necesarias para reducir la propagación del COVID-19, como el distanciamiento social y rutinas que hemos tenido que alterar en nuestras actividades cotidianas, y el cuidado de los adultos mayores en aislamiento, por mencionar algunas. Puede generar que muchas personas se sientan aisladas y en soledad, afectando significativamente nuestra manera de pensar, sentir, y actuar. Bajo esta nueva dinámica social en que nos desenvolvemos, y la ansiedad como un estado muy común en estos días, nos condiciona a estar mucho más susceptible sobre la situación actual. Lo desconocido, la incertidumbre, y los cambios repentinos que tenemos que vivir, puede generar como consecuencia que experimentemos que perdemos el control, y que no tengamos claro qué hacer Cuando afrontamos la emergencia sanitaria.


Cuidar de nuestro entorno de sí mismo

salud mental en tiempos de pandemia

Frente a los tiempos difíciles y la incertidumbre, para la psiquiatra Raquel Lara de centro médico CIMEK es importante considerar que: “Encargarnos de nuestro entorno familiar y amigos es tan importante como el cuidado de nosotros mismos. Cuidar de los demás puede también ser un liberador del estrés, siempre cuando sigamos colocando en práctica el autocuidado. Las llamadas telefónicas, o las videoconferencias pueden ayudarnos a enfrentar esta situación en sintonía con los demás y sentirnos socialmente conectados, menos solos o menos aislados.” Señala la profesional.

Algunos aspectos que debemos prestar atención y tomar acción para enfrentar casos de ansiedad que nos estén impidiendo realizar ciertas actividades diarias son; temores o procupaciones extremas por la salud de nuestros seres queridos, cambios en los patrones de sueño, desordenes en la alimentación, falta de concentración, mayor consumo de tabaco y alcohol u otras sustancias. De igual manera algunas de las sintomatología más comunes, y que pueden variar en cada persona, cuando se ocurre una crisis de ansiedad, pueden ser los siguientes:

  • Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca (taquicardia).
  • Sensación de ahogo, con respiración rápida.
  • Opresión en el pecho.
  • Sudoración o escalofríos.
  • Temblores.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Mareo o incluso desmayo.
  • Sensación de irrealidad.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo.

Algunos consejos que podemos tomar en cuenta al momento para sobrellevar esta situación que de cierto modo puede resultar angustiante para muchas familias.

  • Conectarse virtualmente con nuestro entorno: Mantener la relación con los demás, es una necesidad emocional y una experiencia en relación con los otros. Mantener contacto con nuestros seres querido, familiares, o amigos es muy importante. Evitar estar sobre informado.
  • Saber identificar la información: El estar más tiempo en casa, nos condiciona a estar no sólo más conectado en comunicación con nuestro entorno, también nos mantiene expuestos a fuentes de información que provienen de las redes sociales, y exponernos a ser bombardeados con diferentes voces que pueden ocasionar confusión, angustia, incertidumbre y preocupación. Si vas a querer informarte, dedica sólo unas horas al día. E identifica bien la fuente de información de dónde proviene lo que lees, y si es oficial o no.
  • Rutinas saludables: Como bien lo hemos mencionado en esta publicación, la emergencia sanitaria nos ha obligado a realizar un cambio extremo en nuestras rutinas. Organiza tu día y actividades diarias, realiza ejercicios físicos que contribuyan a tu estado de ánimo y salud emocional.
  • Recurre a pedir ayuda: Las personas que están en tratamiento psicológico o psiquiátrico, se recomienda no perder sus sesiones con los profesionales de la salud mental. Si no estás en tratamiento médico, y presentas algunos síntomas de los que hemos mencionado, no dudes en acudir a especialistas médicos y previene cualquier tipo de consecuencias

Frente a la pandemia que afecta al mundo entero, no cabe duda que los efectos psicológicos y sociales directos o indirectos repercutirán a través de diferentes síntomas a gran parte de la población. Por lo mismo, si detectas alguna señal como también en tu entorno, no dudes de prestar apoyo o acercarte a un profesional de la salud mental para prevenir a tiempo.


Centro médico CIMEK, contigo y la salud de todos desde 1988.